escaenfrdeitru

Rotura del metal

 

Este problema se asocia más con aleados de sílice.

 

Problemas

Solución

1. Añadir agua fría demasiado pronto.

Esperar 15 - 20 minutos antes de echar agua fría. El agrietado puede ser causado al enfriar demasiado rápidamente. Estas grietas presentan un aspecto limpio y serrada y puede variar en la cantidad de fracturas. Se debe dejar tiempo suficiente para el enfriamiento según la temperatura de fundición, temperatura del cilindro y el tamaño del cilindro. Generalmente se necesita un mínimo de 15 minutos.

2. Temperatura del metal de fundición demasiada baja.

Incrementar la temperatura de fundición. Si el metal líquido se echa antes de llegar a la temperatura correcta de fundición, pueden aparecer grietas en cualquier parte de la pieza ya que el metal no tiene una fuerza de tensión suficiente. También es posible que no se llene bien las piezas más cercanas a la base del árbol.

3. Cilindro demasiado frío

Incrementar la temperatura del cilindro. Si el cilindro está demasiado frío generalmente aparecen las grietas en el tronco. Estas grietas generalmente son limpias con bordes irregulares o bordes afilados. Tampoco se llenarán bien los anillos de la parte inferior del árbol.

4. Bebedores incorrectos

Modifiquen el sistema de bebedores. El tamaño de los bebederos y sus emplazamientos son muy importantes para una fundición de calidad. A veces los bebederos son tan pequeños que el metal no puede llenar la cavidad correctamente. Las grietas serán limpias y probablemente se producirán en la parte más delgada de la pieza.

5.Contaminación del oro o del metal.

Refinar el metal. Si la aleación se contamina con otros metales o compuestos químicos puede aparecer grietas. Generalmente también hay un cambio de color en la superficie además de la grieta.

6. Acumulación de óxido en el metal

Refinar el metal. Se forman óxidos cuando las aleaciones utilizadas para el oro están expuestas al aire, compuestos químicos tales como revestimiento, sobrecalentamiento, reacciones con sulfato de calcio del revestimiento y el grafito de los crisoles o exceso de uso del metal. En términos generales, el control del equipo, una limpieza de taller regular y el afinado del metal ayudarán a asegurar una calidad de fundición sin grietas.